Leer da sueños

Conocimiento libre: Las bibliotecas

leer-da-sueños

En entradas pasadas venía publicando libros gratis para un lector electrónico. Lo hacía con el único fin de acercar más libros a más gente, sin embargo no podía vislumbrar un problema mayor: ¿Cuánta gente puede comprarse uno, en un país donde los sueldos apenas si dan para poder sobrevivir? Así que este texto mal redactado tiene un objeto más amplio: todos.

Sí, sé que este blog tiene apenas unos cuantos visitantes, pero si tú que sigues leyendo esto lo compartes; o por lo menos compartes la idea central, más gente se enterará y ya se imaginarán lo que puede desencadenar.

Hoy vengo a contarles de un lugar magnífico, acogedor, tranquilo y al que no necesitas usar equis o ye marca para poder ser aceptado. Ni siquiera necesitas pagar para poder entrar y ocupar sus servicios; ¡Yep! Si leíste el título seguro sabes que hablo de las bibliotecas.

Y es que en una época donde los centros comerciales se han vuelto el lugar de reunión, asistir a una biblioteca debería contar como acto de rebeldía.

Pero para que explayarse de más, si la idea se puede resumir en pocas palabras: Asiste a la biblioteca; ahí encontrarás más consuelo y alegría que en una iglesia -te lo digo por experiencia propia-. Conocerás más. Aprenderás más. El límite del saber te lo pones tú. ¿Sabes qué es lo mejor? Existe una cerca de tu hogar. Si me lees desde México, entra en el siguiente enlace y encuentra la que mejor te convega: Red Naciona de Bibliotecas Públicas

Bien, bien; ahora ve y aprende lo que más te guste. Jóvenes, saber no puede ser lujo.

Anuncios